sábado, 15 de enero de 2011

Envidia





Envidia


Tengo envidia de tu brote
rojo cálido
de esos versos ensimismados
en amaneceres mansos
tatuados en piel de jazmín con tu tinte al fin.
Mudaste la tinta
pero esta envidia sigue en mi.
Envidia de esos besos que no me has dado
de esa luz en tus ojos
al decirle “te quiero”
de su sueño dulce y sereno a tu lado,
de esos despertares en libadas caricias.


Aguamiel que bebió otro de ti en noches,
noches que espero en celos ceñir y saciarme al fin.
Libido que espero en tu aura colorida irradiar
y de matices tu vida llenar
porque hoy soy yo
quien satisface tus suspiros
quien se inmiscuyó en tu camino
y coligo en tu destino.


Tú fiebre de amor
un delirio atado a mis raíces
Y fuego en su corteza siempre.
Eres rosa desnuda entrelazada
en mis manos para su suave vestir.


Yo alevín de nuevas pasiones
para mi revivir.




viernes, 14 de enero de 2011

Un verso a mi padre


Para escuchar melodía mientras lees clip en play
 Gianmarco - Tu Fotografía


Un verso a mi padre
Y al ángel guardián, mensajero de Dios
le pregunto sin cesar,
¿A dónde su alegría aguarda?
Sueño ser la aurora de la tarde
y así seguirle a donde vaya
será en verano mi calor persistente
será en primavera el perfume de las flores
y el rocío que las cubre al alba.
Entre la viva lumbre calmó mi llanto,
Y entre una ola de fuego cubría mi pesar
Suspiros a través del viento, sonrisas como relámpagos,
besos de lluvia, abrazos en forma de rayos de sol,
latidos como truenos…,
Debes en cuando
su mirada luciente cristal se cruza en mis pupilas
me siento tan nueva, de nuevo en mi vida le siento
como lluvia de verano a contrapelo,
Se cruza en mi vida, y me siento viva de nuevo,
Acá este manto de rosas,
de espinas clavadas que es mi pesar;
acullá una nostalgia sin cesar
Cansada de esta pantomima, de esta piel curtida
encripto mi herida, acerbo la vida.
Ameno solo en los recuerdos;
Pretendo oírle cual eco del lejano trueno
pero no está más; la estela de mis ojos
se ha ido y no volverá,
madrugadas, desvelos y reproches en esperas incompletas
el dolor ambula cual reloj sin manijas.
Ávida del tiempo retener,
de esa inmensa oscuridad,
preludio sepulcral
Desde las orillas del cielo mar
me deja ver el aura arrullar.
Músicas y cantares zurcen en tu nuevo hogar,
danza de ángeles con bullicioso compás;
Mientras tanto miro al cielo, doy un suspiro fugaz
Vuelve la tranquilidad ante este estrépito llanto
al saberte en el umbral del universo,
entre susurro celestial.
Ora mi pecho un beso, lo lanzo al cielo
cierro los ojos: te hablo –me escuchas
y cuando en ferviente abrazo
llegue el día de estar
entre armonioso coro celestial
cara a cara me plasmare en tu mirada
porque he esperado este momento toda mi vida.





Safe Creative #1107150029611